lunes, 25 de febrero de 2013

La masturbación adolecente




La masturbación es un problema serio que enfrentan las familias de hoy, pero la mayoría de los padres están demasiado avergonzados como para hablar del tema con sus hijos adolescentes. Preste atención a Colosenses 3:5: "Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;

Si los pecados de la lujuria, la codicia, los pensamientos impuros y la pornografía están abandonados y superados, la masturbación adolescente es un delito menor que puede ser tratado en la intimidad de su propia casa. Pero cuando esta práctica auto-indulgente se convierte en una adicción supone un verdadero problema de salud,  riesgos espirituales y también amenaza la seguridad en el trabajo y la productividad general de la economía.

Es vital que los padres prepararen personalmente a sus hijos para del paso de la adolescencia a la pubertad. Este puede ser un momento abrumador y aterrador para los niños. Sus cuerpos cambian de forma dolorosa e inesperada. 

Levítico 22:4 "Si un descendiente de Aarón padece de alguna enfermedad infecciosa en la piel, o de derrame seminal, deberá abstenerse de comer de las ofrendas sagradas, hasta que se purifique. Cualquiera que toque un objeto *contaminado por el contacto con un cadáver, o que tenga derrame de semen, o que toque algún animal u *hombre impuros, cualquiera que sea la impureza "

El peligro del que somos advertidos en este pasaje se ha demostrado por la ciencia médica contemporánea, no sólo con la propagación de enfermedades de transmisión sexual, sino también porque la masturbación está directamente conectada a las infecciones en las mujeres y el cáncer de próstata en hombres jóvenes (véase "La masturbación puede causar cáncer" ). En casos extremos, se ha llegado a escenarios tan terribles como la eyaculación retardada, trauma uretral y fractura de pene.

Sabiendo Onán que la descendencia no sería suya, cuando se llegaba a la mujer de su hermano vertía en tierra, para no dar descendencia a su hermano. Como desagradó a Dios lo que hacía, a él también le quitó la vida.

Vigilancia amorosa ¿Que debemos buscar?

Para ayudar a cambiar el rumbo de esta crisis, es importante que los padres y supervisores de trabajo sean capaces de detectar esta enfermedad crónica o incluso sólo un masturbador casual. La sabiduría materna siempre ha declarado que dormir demasiado a puertas cerradas, evitar el contacto ocular, las camas sucias , el miedo a la ropa interior limpia, humo y un penetrante olor a lejía en las sábanas de uno son todos signos negativos de la invasión de la masturbación. 

Un truco siempre efectivo es que usted presione la nariz contra el colchón de un hombre joven, inhale profundamente e (independientemente del olfato) diga, "esto huele a semen" 

Si el rostro del muchacho se pone rojo y se va de la habitación, la evidencia es clara.  Internet también hace que sea mucho más fácil para los padres identificar los hábitos de masturbación de un hijo. Para la salud y la seguridad, todos los adultos deberían leer el artículo "Proteger a Nuestros Niños" de las Asambleas Cristianas Internacionales sobre la supervisión del historial de navegación web de su hijo. Otra sugerencia útil es evitar laptops y mantener la computadora familiar en un espacio público como la sala de televisión donde se puede navegar por Internet vigilado de cerca. Para una buena discusión sobre el tema, lea el artículo Amber Cooper, "¿Está bien que mi hija cristiana se masturbe?"


¿Hay personas que tienen un instinto para detectar Masturbadores?

Hay personas que dicen que pueden identificar un masturbador con un solo vistazo. No es magia, sino observación humana sólida. Hasta una media hora después del acto, el rostro del agresor tiene varios signos reveladores. Los músculos faciales están mucho más relajados de lo que están normalmente, minimizando la profundidad de las arrugas y líneas finas. Por otro lado, las mejillas y la frente están hinchadas y de color rosa, por la circulación mayor. Hay pruebas de fatiga en todas partes, desde la mandíbula colgando bajo los ojos vidriosos. A esto se suma una culpa general o nerviosismo que se ve en los ojos y la postura. Es la contradicción aparente de estas características-físicamente relajado pero psicológicamente burbujeando con un vergonzoso secreto que es el mayor indicador de que alguien ha masturbado.

Las Tres Caras de un  Masturbador

Nervioso  -  Culpable  -  Orgulloso


Como Identificar a un Masturbador


Original en www.christwire.org



Divertirse es un pecado. La ciencia lo confirma.

La ciencia lo confirma: la diversión es una forma de anestesia auto administrada, ya que permite a una persona generar endorfinas en...